INTERNACIONALIZACIóN DE LAS PYMES: LOS PASOS PARA DAR EL SALTO

El Cronista , 27 DE DICIEMBRE DE 2017

A la hora de lanzarse al exterior, los emprendimientos argentinos encuentran una gran oportunidad que requiere de planificación. Qué tienen que tener en cuenta para no fallar en el intento.

Saber qué problema se quiere solucionar y si realmente hay un mercado dispuesto a pagar por ello es el ABC a la hora de crear un emprendimiento. Luego vendrá el momento de obtener el financiamiento para que la idea tome forma y, más tarde, hacerla crecer. Sin embargo, una de las decisiones más difíciles de tomar para las PyMES es la de dar el salto fuera de la Argentina. La internacionalización es una oportunidad importante a nivel comercial, aunque requiere una planificación más dedicada en la que cada determinación tiene que ser estudiada minuciosamente.

Conocer el mercado exterior es uno de los principales puntos para empezar a jugar afuera, así como también aprender a anticiparse a la necesidad de cambios significativos para plasmarlo en la estrategia de la compañía. Según un estudio realizado por el Instituto de Estrategia  Internacional de la Cámara de Exportadores de la Argentina, teniendo en cuenta el período entre 1998 y 2008, el 92 por ciento de las empresas exportadoras manufactureras fueron PyMES, lo que marca el potencial de este sector. Internacionalizarse implica no sólo vender bienes, sino también plantar bandera en territorio extranjero. 

Para Félix Peña, especialista en la materia y director del Instituto de Comercio Internacional de Fundación ICBC, capacitar a una persona en esta materia para que la inserción en el mundo sea positiva es clave. Los mercados foráneos están en constante cambio, y el reciente Foro de Inversiones organizado por la Organización Mundial del Comercio (OMC) marcó una clara diferencia entre aquellos dispuestos a abrir sus economías y los más reticentes. Ante este escenario, un guía que sepa elaborar estrategias para insertarse con éxito resulta invaluable. Su figura es similar a la del sherpa para quienes procuran escalar con éxito el Himalaya. Este especialista in-house, de acuerdo a Fundación ICBC, debe contar con estas cualidades: conocimiento de la operatoria del comercio exterior, entendimiento de las diferencias culturales y capacidad de trabajo en equipo. 

Desde su creación en 1973 con la apertura de la Escuela Argentina de Exportación, Fundación ICBC trabaja como uno de los principales faros de la internacionalización de empresas nacionales, tanto desde la formación de profesionales, como con el desarrollo de compañías argentinas para salir al mundo. Para ello cuenta con el Instituto de Comercio Internacional, dentro del cual se desarrolla la carrera de Técnico en Comercio Internacional, cursos y seminarios sobre temas específicos, programas con gobiernos e instituciones y viajes de práctica profesional. El programa de Promoción de Comercio Internacional de este instituto está orientado a crear consorcios de exportación para aquellas empresas de pequeña escala que buscan acceder a mercados externos. Por otro lado, también promueve el arte argentino y le da lugar a curadores nóveles a través del Área de Cultura. 

Tiempo y esfuerzo son dos factores indispensables durante la transición hacia el cruce de las fronteras. Desarrollar ventajas competitivas sostenibles para sus bienes y servicios a través de la innovación y progreso técnico es vital para que la estrategia internacional funcione y es por ello que ICBC y su Fundación lanzaron el Premio ICBC Comercio Exterior que reconoció a las empresas que mejor representaron este concepto. Otro de los objetivos de dicho galardón es incentivar a más empresas para que salgan al mundo. 

Muchos de los expertos del mundo emprendedor afirman que pensar las compañías a escala global desde el primer momento colabora a que todas las decisiones que se tomen apunten hacia ese objetivo a largo plazo. Félix Peña resume en tres los pasos fundamentales para desembarcar extramuros: el desarrollo de capacidades específicas, ya sea dentro de la empresa o en algún consorcio; el apoyo de la inteligencia competitiva resultante de la acción con instituciones públicas y académicas; y contar con recursos humanos especializados. 

Argentina cuenta hoy con muy pocas empresas pymes internacionalizadas, es por ello que expandirse de manera sostenida resulta una gran oportunidad de negocios para varios emprendimientos. El mayor desafío que representa esta actividad es el de contar con presencia sostenida de al menos 3 años en mercados externos. Las pymes tienen un enorme potencial exportador de productos y servicios diferenciados, en un mundo en el que el crecimiento de las clases medias urbanas es exponencial. La internacionalización tiene enormes beneficios en términos de competitividad, ingresos y generación de empleo de calidad.

Fecha: 
27 DE DICIEMBRE DE 2017